Como hemos hablado alguna vez, los neumáticos pueden sufrir mucho según sea nuestra conducción. De ahí su desgaste, ruido e incluso colapso o "reventón".

Para que os hagáis una idea de cómo pueden llegar a sufrir las gomas el mejor ejemplo es ver que ocurre en una carrera de aceleración o drag race. Los americanos son muy dados a hacer este tipo de competiciones, y modifican sus ya de por si enormes motores para crear bestias de potencia descomunal.

El vídeo os dejará bastante asombrados. Vehículo parado, semáforo en verde y acelerador a fondo. El resultado mejor lo vemos:

https://www.youtube.com/watch?v=iu9aWmhhiIk

Quizás ahora más de uno reflexione y trate de forma diferente a sus neumáticos ... o no.


Visto: 94

Comenta este articulo en el foro