Está claro que cada vez hay menos cosas gratuitas, y que en mayor o menor medida, nos toca pagar otras según seamos usuarios o no. Los pagos fijos de impuestos y pagos mensuales como hipotecas o vehículos, tenemos que hacerlos sí o sí. Si no lo hacemos entraremos en problemas muy poco deseables.

zona azul 2Luego hay otros gastos que podemos llamar "optativos", y que dependen de nuestro comportamiento y uso (o no) de esos servicios. Un ejemplo claro es el bono del autobús para ir a trabajar, si lo usamos hay que pagarlo, pero podemos ahorrárnoslo si vamos andando, en bicicleta o en patinete eléctrico por ejemplo.

Otro gran ejemplo es la zona azul, o verde, o de cualquier otro color, que hay en prácticamente la gran mayoría de ciudades españolas. Incluso muchos pueblos están optando por esta técnica para recaudar unos fondos importantes. Si vamos al centro y queremos aparcar tenemos normalmente 2 opciones: un parking privado que no suele ser muy asequible, o la zona de pago comúnmente conocida como O.R.A.

zona azul 3Eso sí, si queremos ahorrarnos esa zona azul, podemos ir al centro andando, en bicicleta, patinete eléctrico o ciclomotor, que normalmente tampoco pagan, pero ¿y si no pagamos la zona azul? La respuesta lógica es sencilla, hay que pagar, existen unas normas y para eso están, por lo que debemos cumplirlas y pagar religiosamente.

El tema es que en la mayoría de zonas azules debemos renovar nuestro ticket cada X periodo de tiempo que suele oscilar entre los 90 y los 120 minutos. La verdad es que si vas una mañana completa al centro a hacer cualquier gestión, es un tiempo insuficiente y tienes que volver a poner otro ticket. Algunos dirán que esto ya no es un problema ya que podemos renovar nuestro ticket a través de nuestro móvil, pero al final es lo mismo, hay que estar pendiente, y si te olvidas de hacerlo, te expones a una multa, o lo que es peor, a que la grúa municipal se lleve tu vehículo y tengas que perder varias horas en ir a recuperarlo y pagar tanto la multa de retirada de vehículo como la salida de la grúa, que no suele ser una minucia.

zona azul 4Hay una ventaja de la zona azul que a mi particularmente me gusta mjucho, y es que en la mayoría de sitios, tienes derecho a una pequeña porción de tiempo que suele ser gratuita. Eso viene muy bien cuando el recado que vas a hacer es algo rápido, llegas, aparcas 15 minutos sin pagar, y te vas sin haber desembolsado nada ni tener que preocuparte por tu vehículo. Y hay otra cosa, que no os voy a recomendar, pero sin duda vosotros decidiréis si os compensa o no, pero en alguna ciudades, si no renuevas tu ticket o directamente no lo pagas, las multas pueden llegar a ser de 5 €. No está mal desde el punto de vista que apenas es algo más caro del tiempo que has dejado tu coche aparcado (e incluso puede ser más barato), se puede pagar directamente en el parquímetro cuando te vas y te ahorras un dinero diario según la situación. Eso sí teneis que aseguraros de que ocurre en esa ciudad, ya que puede que la grúa actúe de inmediato o las multas sean de 80 € o de incluso 200 €. 

Cada ciudad o pueblo español suele estar regulado por los ayuntamientos, así que es mejor informarse bien antes para evitar sustos, pero podéis planificar un día entero de vuestro coche en el centro de la ciudad por un máximo de 5 €, ¿no está mal eh? A valorar. Lo que está claro es que de nuevo, las normas son diferentes en pueblos vecinos, y ya no hablemos en comunidades vecinas.

Adrián Osés, Locos del Motor


Visto: 419

Comenta este articulo en el foro