Para seguir con cosas increíbles relacionadas con impactos sobre parabrisas de vehículos, volvemos a Estados Unidos, donde parece que ocurre todo, o al menos donde lo graban. En este caso se trata de un vehículo de policía que estaba estacionado en medio de una mediana y recibe un regalo tan poco deseado como inesperado.

5- Impacto de una rueda a toda velocidad. La pick-up que venía hacia el vehículo de policía perdió el neumático trasero izquierdo y lo demás lo veréis aquí. Vaya susto:

6- Las inclemencias meteorológicas también suelen estar cargadas de peligro. Por ejemplo el hielo o la nieve caídas de señales de tráfico o de otros vehículos pueden ocasionar problemas, como en este vídeo en San Petesburgo, Rusia:

7- Las herramientas suelen ser pesadas e idóneas para poder preparar un buen desaguisado en tu parabrisas, y unos alicates son un claro ejemplo de qué podría ocurrir. Gracias a su aproximadamente 30 centímetros de longitud y de su consderable peso, pueden entrar a través de tu parabrisas, aunque es altamente improbable, como en el vídeo ejemplo del estado de Nueva York, de nuevo en Estados Unidos:

8- Los animales salvajes son un potencial peligro dado que como todos sabemos, están en continuo movimiento, al igual que nosotros y nuestros vehículos. Los que más se estrellan contra nuestros parabrisas son los insectos y aves de pequeño tamaño, pero algunas veces otros animales de mayor tamaño chocan contra nosotros. Atentos a este pavo salvaje de más de 13 kilos de peso que estuvo cerca de entrar en un vehículo, y no por la puerta precisamente:

9- Otros que suelen venir cuando las cosas se ponen feas, los buitres. Animales carroñeros que pueden acercarse a las carreteras de manera lenta pero peligrosa cuando hay animales muertos en los alrededores. Dada su baja velocidad, suelen ser las aves que más protagonizan más incidentes, como en este vídeo en Estados Unidos, sí, otro más:

10- Hay otras aves que también pueden liarnosla en accidentes, y no son tan feos como los buitres. Nos referimos a los cisnes, como este en Irlanda que fue a pasar por donde no debía y acabó rajando un parabrisas de manera accidental:

Lo que queda claro es que desde que hace más de cien años el parabrisas de los vehículos sustituyó a la las gafas y ha ido evolucionando con el paso de los años, la seguridad ha aumentado de manera exponencial y los inconvenientes se han ido reduciendo hasta prácticamente nada. Especialmente útil fue el laminado que consigue que en caso de rotura, el vidrio no se rompa en mil pedazos y los ocupantes del vehículo se mantengan como estaban antes de iniciar su viaje. Gran evolución y seguro podemos seguir viendo incidentes espectaculares como los de los vídeos de este post, pero sin consecuencias para las personas implicadas.

Adrián Osés, Locos del Motor.


Visto: 98

Comenta este articulo en el foro