La historia del automóvil es larga y está llena de hitos y evoluciones. Podemos hablar largo y tendido sobre ello, pero hoy vamos a centrarnos en una época clave para el desarrollo de los vehículos a motor. Tras la Primera Guerra Mundial, el mundo entero estaba inmerso en una época de recesión e incertidumbre, pero tras ello la evolución fue notable.

Rolls Royce Phantom ILa década de los años 20 del siglo XX estuvo marcada por una gran transformación y avance en la industria automotriz. Esto contribuyó al crecimiendo económico y a la prosperidad en general. Los automóviles se convirtieron en un símbolo de estatus y libertad, así que imaginaros de la importancia de poder acceder a un vehículo para la sociedad en aquellos años.

El lado positivo para los habitantes de estos años fue que los automóviles se volvieron accesibles para el ciudadano común. Esto se debió al desarrollo de la producción en masa gracias al famoso Henry Ford. El americano consiguió que los costes de producción descendiesen de manera considerable gracias a su sistema de ensamblaje, y por tanto los precios de venta de los vehículos descendió acorde a ello.

Además, los fabricantes de los automóviles introdujeron innovaciones revolucionarias creando vehículos notablemente más seguros, rápidos y lujosos. Como consecuencia de lo comentado, el automóvil se convirtió en el elemento más popular del mundo, fue toda una explosión e hito histórico que marco el devenir del siglo XX y de lo que llevamos de siglo XXI.

Peugeot 177 Torpedo 1926Al llegar a ser tan popular el auge de los coches y haber no tantos fabricantes como ahora, ciertos modelos llegaron a ser lo más soñado por medio mundo. Vehículos icónicos que se siguen recordando hoy en día incluso habiendo pasado 100 años desde su comercialización. Un gran ejemplo es el Model T de Ford, que aunque se introdujo en 1908, fue uno de los superventas de la década de los 20 gracias a su bajo precio y más que merecida fama de vehículo en el que poder confiar. Fue sin duda el primer automóvil asequible de masas. Después ha habido otros superventas, pero el Model T fue el primero de la lista.

No podemos olvidarnos del Phantom I de Rolls-Royce. Si antes hablábamos del vehículo de masas, ahora nos referimos al vehículo de los adinerados de la época. Fue lanzado en 1925 llegando a ser el máximo exponente del lujo y de la riqueza. Equipado con motor potente y acabados de lujo, fue sinónimo del predominio del lujo británico sobre ruedas.

Ya hace mucho de aquello, pero no podemos dejar de mencionar que las mejoras en esa década fueron importantes si tenemos en cuenta de donde veníamos. La suspensión y los frenos evolucionaron mucho por lo que mejoró la comodidad y seguridad de los pasajeros. Los motores contribuyeron a alcanzar mayores velocidades gracias a aumentos de potencia y eficiencia, así que se ganó en distancias de viaje y se ahorró en tiempo.

Vehículos años 20 2El tiempo solía arruinar los viajes en coche de antes ya que las carrocerías solían ser abiertas, pero en esta década se popularizó el uso de carrocerías cerradas ganando en comodidad y salud. Y como no podía ser de otra manera, si aumentan el número de vehículos en circulación, aumentan las infraestructuras relacionadas con el automóvil, por lo que las carreteras fueron adquiriendo mejores características y las estaciones de servicios crecieron como setas en todo el mundo.

No todo eran vehículos producidos en masa, y a parte de vehículos de lujo que eran signo de distinción social, también se produjeron deportivos y descapotables, siento éstos símbolo de juventud y libertad.

Podemos concluir que si no hubiesen existido los años 20, los automóviles de hoy en día no serían como son, por tanto hay que considerar esta época como pieza clave en el desarrollo de los vehículos, pero también de la sociedad, de la economía y de la cultura de nuestros antepasados.

Adrián Osés, Locos del Motor.


Visto: 535

Comenta este articulo en el foro