Las marcas fabricantes de automóviles están en pleno cambio al vehículo eléctrico y tienen fechas ambiciosas para conseguir que al menos gran parte de su flota sea eléctrica en el corto plazo. Hoy nos fijamos en Porsche, que se ha fijado objetivos más ambiciosos que nunca: para 2025, se espera que la mitad de todos los vehículos nuevos vendidos sean electrificados, bien totalmente eléctricos o bien híbridos enchufables. Para 2030, se pretende que la proporción de todos los modelos nuevos de Porsche con un sistema de propulsión totalmente eléctrico sea superior al 80 %. Reparación de baterías de alta tensión Porsche 2El fabricante de automóviles deportivos está adoptando un enfoque integral sobre los vehículos electrificados con baterías de alta tensión. El concepto de Porsche abarca el abastecimiento y la fabricación, el asesoramiento, la venta y el servicio, y la logística y el reciclaje.

La transición de los motores de combustión a los motores eléctricos está cambiando el actual sistema de servicio, especialmente en la organización de los concesionarios Porsche. Para este cambio, Porsche Posventa está preparando sistemáticamente a sus concesionarios con su "Iniciativa Road-to-X". Entre otras cosas, incluye medidas destinadas a aumentar la fidelidad en el servicio y a impulsar la productividad de los talleres. Suena bien y aprovechan este cambio tan brusco en los sistemas de propulsión.

Tiene sentido darle una vuelta a cómo funcionan los concesionarios, ya que son la cara de la marca y a donde todos vamos a la hora de comprar un vehículo o mantenerlo. Al mismo tiempo, un programa de tratamiento de las baterías de alta tensión supone una importante contribución a la sostenibilidad y a la conservación de los recursos. Desde el comienzo de su proceso de desarrollo de baterías, Porsche ha ido más allá de las consideraciones usuales sobre la viabilidad de la producción. Los equipos de desarrollo también se aseguran de que este componente sea lo más sencillo posible, para que pueda ser mantenido y, eventualmente, reparado en los Centros Porsche cualificados durante su ciclo de vida. Por ejemplo, en las distintas versiones del Taycan se instalan 28 o 33 módulos, en función de la capacidad de la batería. Se puede abrir la carcasa de la batería para sustituir los módulos de celdas y otros componentes. Una reparación como esta también es una ventaja económica para los clientes.Otros fabricantes no dan más opción que sustituir la batería completa, por lo que la diferencia es abismal.

Reparación de baterías de alta tensión Porsche 3Hay que tener en cuenta que la capacidad total de la batería la determina la celda más débil, si una pierde capacidad, limita la autonomía, por lo que sustituir sólo las celdas dañadas nos devuelve la capacidad total del sistema en unos minutos sin necesidad de cambiar la batería completa, con lo que ello supone tanto en dinero como en tiempo. Para detectar cual es la celda defectuosa, se usa una herramienta de diagnóstico. Es sencillo, si los voltajes no coinciden, ya se sabe quué módulo hay que reemplazar antes de iniciar la reparación.

Incluso Porsche ya piensa en una applicación de teléfono móvil para permitir a los clientes averiguar el estado en que se encuentra su vehículo, y su batería. Y para los módulos de batería que ya no funcionan al 100 %, Porsche tiene pensada una segunda vida, ya que pasarán a ser parte de instalaciones estacionarias. Es sencillo, los módulos que ya no valen para sus vehículos, se utilizarán para otros fines. Buen punto este, la verdad.

Porsche ha desarrollado el programa de mantenimiento de sus eléctricos, con el Taycan a la cabeza. Por ejemplo, su intervalo de servicio es de dos años o 30.000 kilómetros. Ya no son necesarias operaciones como la sustitución de bujías o los cambios de aceite, lo que significa hasta un 30 % menos de trabajo de mantenimiento. Reparación de baterías de alta tensión Porsche 4Además, la cadena cinemática eléctrica, incluida la batería de alta tensión, no requiere ningún tipo de mantenimiento. Sin embargo, para los trabajos de reparación en vehículos eléctricos se necesita una formación experta y herramientas especializadas que los Centros Porsche deben obtener antes de poder realizarlos.

El concepto de mantenimiento para los vehículos eléctricos comprende, por tanto, varias etapas. La base son las instalaciones de servicio de alta tensión en un Centro Porsche cualificado. Para los lugares donde no haya uno de ellos al que acceder, el fabricante de automóviles deportivos está creando centros para varias regiones que pueden realizar la reparación de modelos de alta tensión, aparte de los Centros Porsche debidamente certificados. Los vehículos se trasladan desde el Centro Porsche que los recibe inicialmente hasta el de alta tensión, donde se reparan y devuelven al Centro Porsche original tras un último control de calidad.

Si no es posible transportar el vehículo a un centro especializado, se recurre a un técnico de reparación "ambulante". Estos expertos móviles pueden reparar in situ las baterías de alta tensión defectuosas. Previamente, el Centro Porsche correspondiente recibe todas las herramientas y las piezas de recambio necesarias para el trabajo. Estas diferentes opciones permiten a Porsche ofrecer una red de servicios sin fisuras para la reparación de estas baterías.

Reparación de baterías de alta tensión Porsche 5Por último, pero no menos importante, como primer coche de producción en serie con una tensión del sistema de 800 voltios, para trabajar en el Taycan se necesita una clara división de tareas y responsabilidades. Con esto en mente, Porsche ha definido tres niveles de cualificación: electricistas cualificados, técnicos de alta tensión y expertos en alta tensión. Los electricistas cualificados tienen una formación básica que les permite realizar operaciones sencillas en vehículos de alta tensión, como cambiar los neumáticos o las escobillas del limpiaparabrisas. Deben ser informados y supervisados por un técnico de alta tensión cuando trabajen en un vehículo de este tipo.

Los técnicos de alta tensión están capacitados para realizar operaciones en vehículos que han sido desconectados del suministro de corriente. Estos técnicos están familiarizados con la clasificación y el almacenamiento de las baterías de litio. Su cualificación sigue incluyendo la retirada y el embalaje de las baterías de alto voltaje con estado "Normal" y "Precaución". Los expertos en alta tensión tienen el nivel más alto de cualificación en el Centro Porsche. Son los únicos autorizados a realizar trabajos en el interior de esas baterías y, si tuvieran fallos de aislamiento, manipularlas, prepararlas y embalarlas para su transporte.

Se necesitan conocimientos amplios para el trabajo de servicio en vehículos de alta tensión, sobre todo, para las dos funciones más especializadas. Por ello, Porsche ha desarrollado un programa específico de formación que incluye aprendizaje a través de la web, material didáctico y sesiones presenciales. Gran apuesta de la marca alemana, que sin duda le va a dar resultados inmediatos.

Adrián Osés, Locos del Motor


Visto: 609

Comenta este articulo en el foro