Los inviernos acostumbran a ser duros en cuanto a condiciones climatológicas en la mayoría de zonas de nuestro país y de Europa, lo cual hace que el riesgo de accidentes se incremente de manera considerable en los meses más fríos del año. Elementos como el hielo, la nieve o las bajas temperaturas condicionan la conducción y aumentan los peligros.

Conducir sobre nieve 3En la mayoría de ocasiones el riesgo no se puede eliminar por completo, pero si que podemos reducirlo con varias acciones que pueden salvar vidas. Para que el riesgo fuese cero, deberíamos evitar coger nuestro vehículo si la situación meteorológica es adversa, pero lamentablemente, esto no siempre es posible.

Por tanto si el invierno se recrudece, debemos tener en cuenta que el tiempo de respuesta de nuestro vehículo o nuestro control sobre el mismo no serán iguales a cuando el tiempo es bueno. Será más complicado parar el coche o que éste responda a nuestros movimientos de volante o pedales.

Seguro que muchos de vosotros tenéis claro que se debe hacer ante la nieve, el hielo y otros fenómenos, pero seguro se puede mejorar nuestro comportamiento para llegar sanos y salvos a nuestro destino, ya que debemos recordar que siempre hay alguien esperándonos.

Conducción en inviernoLo primero a realizar si una zona de una carretera se encuentra en malas condiciones es replantearnos otra rura alternativa. Parece obvio, pero si nuestro trayecto discurre por una carretera en mejores condiciones, las posibilidades de accidente disminuyen. No está de más avisar a las autoridades pertinentes en caso de encontranos con dificultades en carretera para que alguien pueda hacer algo por evitar posibles accidentes. Seguro que otros nos lo agradecerán y a nosotros nos gustaría que hicieran lo mismo por nosotros.

Otra obviedad, debemos reducir la velocidad de nuestro vehículo y aumentar la distancia con otros vehículos para ganar un margen extra de maniobra. Es lógico, si en condiciones normales necesitamos X metros para detener nuestro vehículo, necesitaremos X+Y metros si las condiciones empeoran, ya sea por hielo, nieve u otros factores.

Neumaticos 4 estaciones 5Conducción suave significa no acelerar o frenar bruscamente, y eso es precisamente lo que debemos hacer ante inclemencias meteorológicas adversas. Si podemos circular en marchar largas manteniendo un rango medio de revoluciones del motor entre 1.300 y 2.500 mejor que mejor ya que de esta manera el motor nos frena el vehículo gracias a su régimen bajo.

Los interiores de las curvas pueden provocar sustos ya que podemos caer ahí y no poder salir, además de provocar averías mecánicas severas, por lo que no acercarse a los interiores siempre nos mantendrá más seguros.

Neumaticos 4 estacionesComo los neumáticos dejan de trabajar en su mejor pico de funcionamiento, es muy probable que aparezcan los tan temidos subviraje y sobreviraje, que básicamente son comportamientos anómalos de los neumáticos por reducción o cambio en las condiciones de agarre. Tendremos que lidiar con ello y ayudarnos de la dirección para controlar ambos efectos.Si se produce sobreviraje en la parte trasera del vehículo deberemos girar la dirección en el sentido contrario, y si se produce subviraje en la zona delantera deberemos desacelerar y girar levemente la dirección hacia la trayectoria del vehículo.

Es muy importante ver y que te vean, por lo que el uso de las luces debe ser eficiente. Antinieblas siempre que tengamos niebla sea delante o sea detrás, y las luces de cruce siempre encendidas aunque muchos vehículos modernos las activan en automático.

Conducción en invierno lunaNo hace falta decir que en caso de viento extremo deberemos hacer uso, más que nunca, de ambas manos en el volante. Firmeza e incluso adecuar la dirección para compensar la dirección y sentido del viento. Importante no salirse de la carretera, ¿no os parece?

Y no podíamos olvidarnos de las tan amadas/odiadas cadenas que pueden ser claves para no pasar la noche en pleno puerto de montaña con todo lo que ello conlleva. Recordar que siempre sale en televisión o radio que ciertas personas han pasado la noche o incluso más tiempo atrapados en una tormenta de nieve. Algunos sin cadenas, otros sin ropa de abrigo, otros sin combustible, otros sin comida, etc. De ahí que en condiciones adversas sea importante estar preparado para lo que pueda pasar. Neumáticos de competiciónQue podéis llevar el depósito lleno o al menos no en la reserva, mejor. Que podéis llevar ropa de abrigo en el maletero, mejor. Que podéis llevar comida y bebida "just in case", mejor que mejor. Eso sí, las cadenas no son bienes tan importantes como la comida o la ropa, pero también podrán ayudaros a salir del problema.

Recordar colocarlas en el eje de tracción del vehículo. En caso de vehículos con tracción a las 4 ruedas deberemos ponerlas en el eje delantero. Y otro dato a tener en cuenta, recordar que no debemos pasar de 30 km/h cuando las llevamos colocadas ya que sino dañaremos los neumáticos y posiblemente otros componentes del vehículo.

Al final, aplicando el sentido común y la precaución debería ser suficiente para poder llegar a casa o a donde siempre alguien nos espera, aunque nunca está de más repasar estos pocos consejos de vez en cuando. Nuestra vida y la de los demás podría depender de ello. ¡Manteneros seguros!

Adrián Osés, Locos del Motor.


Visto: 803

Comenta este articulo en el foro