En estas semanas donde los peajes en autovías están en boca de todos, nosotros hemos querido analizar la justicia o no justicia de los peajes en cualquier carretera. Es un tema complejo y que da lugar a debate, sea cual sea el punto de vista de las personas implicadas en la discusión, pero vamos a intentar poner un poco de contexto al tema.

peajes 2Obviamente, cada país o región tiene sus leyes y normas, además de su cultura y otros factores que pueden ser influyentes. Las carreteras son infraestructuras clave que contribuyen al desarrollo y evolución de las zonas donde vivimos. Algunas de ellas son de pago debido a que pertenecen a empresas privadas que tienen que cubrir sus gastos y sacar un beneficio, aunque la gran mayoría de vías de nuestro país son de libre acceso y gratuitas.

Parece que dentro de poco, las autovías, o al menos una gran parte de ellas, colocarán sistemas para recaudar dinero a sus usuarios, el cómo y el cuándo no están muy claros, pero todo apunta a que el fenómeno ya está a la vuelta de la esquina. Algunos países europeos como por ejemplo Portugal, ya funcionan con unos puentes que leen las matrículas de los vehículos que pasan por debajo y cargan unos costes al titular del vehículo, desde hace bastantes años. En otros, como España, no existe tal sistema, así que no sabemos si será lo que se implantará en breve o será otro distinto.

Como en la mayoría de temas en la vida, identificar qué es justo y qué es injusto es un tema subjetivo. Para muchos es una buena idea cobrar por un servicio a los usuarios que lo utilizan, pero no cobrarlo a os que no lo utilizan. Para otros es otra forma más de recaudar más dinero y hacer que el poder adquisitivo de los españoles siga empeorando. Probablemente el precio de los peajes también puede ser una forma de considerar si son justos o excesivamente caros, pero de nuevo, es algo subjetivo. Además, siempre sobrevolará sobre nosotros el tema de privatizar o hacer público un servicio, en este caso las autovías del país, discusión complicada.

peajes 3Nosotros queremos recordar ciertos aspectos que debemos tener en cuenta antes de criticar o valorar positivamente un peaje, ya que no todo es dinero, y hay otros temas a valorar. Por ejemplo, la justicia de un peaje se puede medir en función de la calidad de la carretera y los servicios que ofrece. Si el peaje se destina a mantener y mejorar la carretera y proporcionar un viaje seguro y cómodo, muchos usuarios pueden verlo como justo. Muchos de nosotros valoramos nuestra vida y la de nuestras familias como lo más importante, ¿verdad?

Tenemos que recordar que los vehículos pesados de transporte de mercancías, contribuyen más al deterioro de la infraestructura por lo que debería considerarse justo que éstos paguen más por utilizar esa carretera. Importante que los precios sean equitativos, ¿no os parece? Incluso otra buena práctica de ciertas autopistas es reducir el precio si vamos y volvemos en el mismo día, o si somos usuarios regulares. Al final, se premia al usuario habitual, esto también puede considerarse justo.

Habitualmente, suele haber rutas alternativas a las rutas de peaje. Éstas suelen suponer un mayor tiempo de viaje y un aumento de kilómetros recorridos, aunque la seguridad suele bajar. Es justo que los conductores puedan elegir entre usar rutas de peaje o no usarlas, siempre teniendo en cuenta todos los factores. Lo injusto sería no tener opciones alternativas de ruta, y "obligar" a los conductores a utilizar sólo la ruta con peaje.

peajes 4Siempre habrá el debate del impacto socioeconómico, donde ciertos grupos de personas con ingresos más bajos tendrán mayores dificultades para hacer frente a los peajes, por lo que pueden verse perjudicados y les supondrá un gran esfuerzo hacer uso de estas vías. En cambio, grupos de alto poder adquisitivo no tendrán problema en pagar estos peajes para poder circular de manera más segura, e incluso eliminando cierto tráfico de estas vías de transporte.

Una clave importante para los usuarios es la transparencia y rendición de cuentas, es decir, la forma en que se administra y se utiliza el dinero recaudado a través de estos peajes puede influir claramente en la percepción de justicia. Si hay una falta de transparencia en el uso de los fondos o si no se invierten adecuadamente en el mantenimiento y mejora de la infraestructura vial, esto puede generar descontento entre los usuarios.

En resumen, requiere un equilibrio entre los intereses de los usuarios, el mantenimiento de las vías y la sostenibilidad financiera de las autoridades viales. Es esencial que los responsables de la administración de los peajes consideren cuidadosamente estos factores y busquen soluciones que sean equitativas y transparentes para la población en general. Complicado sí, pero necesario hacerlo bien, también.

Adrián Osés, Locos del Motor


Visto: 630

Comenta este articulo en el foro