Todos hemos escuchado, y algunos de nosotros probado, que las autopistas alemanas no tienen límite de velocidad. Eso es así al menos en algunos tramos, y que es posible ver muchos supercoches adelantando a los demás a velocidades muy elevadas. Cuando decimos muy elevadas suelen ser algo más de 200 km/h.

Bugatti Chiron lateralNo está nada mal y la sensación debe ser única. Exprimes tu vehículo y no tienes que preocuparte por posibles radares o sanciones económicas por exceso de velocidad. También debe impresionar que tú circules a velocidades típicas de las autopistas españolas como 120 o 130 km/h y de repente un supercoche te adelante sin apenas verlo, y sólo sentirlo o escucharlo. Al fin y al cabo si circulan a aproximadamente 100 km/h más de velocidad que tú, la sensación también impresiona.

Bugatti Chiron frontalQueda claro que para ver o hacer este tipo de cosas, el escenario debe ser una autobahn alemana, ya que en nuestro país te quedas sin puntos en un momento y la suma de dinero a pagar es considerable, pero si en lugar de llevar un supercoche, tienes la oportunidad de llevar un Bugatti Chiron, quizás puedas hacer lo que hacen los protagonistas de nuestro vídeo de hoy.

No es que sobrepasen a otros coches a 100 km/h más, sino que incluso añaden 300 km/h más que otros vehículos con los que comparten autopista. El Chiron logra alcanzar los 417 km/h mientras adelanta a otros vehículos que apenas pueden ver. Fijaron en varias cosas curiosas, como que las líneas discontinuas se hacen prácticamente continuas debido a la gran velocidad del Bugatti, sencillamente increíble. El conductor incluso se permite soltar el volante a más de 300 km/h, ¡locura!. Y desde el punto de vista de la aerodinámica, el Chiron más parece un avión que un vehículo ya que despliega sus armas aerodinámicas tanto para aumentar su velocidad como para frenar, y suena como un auténtico reactor aéreo.

Bugatti Chiron record de velocidad 4Imaginad la sensación de un conductor que va despistado, con el piloto automático puesto, pensando en sus cosas, y de repente algo te supera en un margen de tiempo que no te permite identificar que es, pero te general tal estrés por las turbulencias que puede mandarte contra el muro o contra otros vehículos. Quizás alguno pida cárcel para el piloto del Chiron, pero otros propondran hacerle una estatua por tener las narices de exprimir esta obra de arte en un lugar tan peligroso como una autopista pública. Por mucho que sea una autobahn, alemana, no deja de haber otras personas que no deberían ver sus vidas en riesgo de esta manera tan innecesaria.

Eso sí, la capacidad de aceleración del Bugatti y su sonido, para enmarcar. Una obra de arte, exclusiva y difícil de ver, pero que si ves te enamora.

Adrián Osés, Locos del Motor


Visto: 825

Comenta este articulo en el foro