Las pistas deslizantes son el mejor escenario para aprender a conducir de forma deportiva. No hay obstáculos, la velocidad es reducida, y los coches no sufren mucho. Impresionante del Evo. Pista deslizante del Circuito de Navarra.

Visto: 95

Comenta este articulo en el foro