Aunque hace ya más de 50 años que el hombre pisó la superficie lunar por primera vez, o al menos eso parece, el único satélite de nuestro planeta Tierra sigue siendo un lugar recóndito e inexplorado, del que falta mucha información y datos que conseguir. La carrera por viajar a la Luna sigue siendo una dura lucha entre países o uniones de países.

Toyota Lunar Cruiser 2Lo que está cristalino es que para moverse por la Luna, necesitamos (o más bien necesitan) algún tipo de vehículo robusto que garantice la seguridad de los afortunados que viajen allí. Gracias a las grandes inversiones de ciertos países, ya hay vehículos que pueden hacer este tipo de trabajo, aunque si los fabricantes de vehículos para la Tierra pudiesen contribuir a este desarrollo, todo sería mucho más sencillo, ¿no os parece?

Bueno, alguno ya está metido en estos temas. Nos referimos a Mitsibishi (aunque no con su sección automovilística), pero especialmente a Toyota, que se ha metido de lleno hace ya varios años. Con su Lunar Cruiser, la marca japonesa está poniendo su granito de arena para mejorar el mundo de los astronautas fuera de nuestro planeta, y la Luna es el lugar clave.

La marca japonesa no tiene suficiente con ser uno de los fabricantes que más vehículos fabrica anualmente, sino que está metida de lleno en el programa Artemis de la NASA para expandir la presencia humana en el espacio. Suena tan interesante como ser uno de los mejores fabricantes de coches a nivel mundial, ¿verdad?

Toyota colabora desde hace unos años con la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA) en el desarrollo del Lunar Cruiser. Se espera que su lanzamiento tenga lugar en apenas 5 años, en 2029, y seguro será pieza clave en las misiones de exploración espacial tanto tripuladas como no tripuladas.

Toyota Lunar Cruiser 3La Luna no es el lugar más "cariñoso" con los materiales y equipos que se llevan allí, así que Toyota utiliza todo su conocimiento adquirido en sus pruebas en lugares y condiciones extremas de nuestro planeta para construir su "Lunar" Cruiser más robusto y fiable posible. La misión del Lunar Cruiser es sin duda emocionante. No sólo debe ser un vehículo fiable, sino también cómodo para la tripulación o artilugios que vayan en su interior durante una buena temporada, un mes más o menos. El cansancio emocional de la capa monocromática del satélite terrestre, supone un hándicap que sin duda se combatirá mejor si el Lunar Cruiser da la mejor experiencia de usuario posible a los astronautas. Clara que el rendimiento proporcionado por el Cruiser lunar debe ser excelente, además de la capacidad todoterreno automatizada, que sin duda será clave para el éxito de las misiones lunares.

Las tecnologías que Toyota está diseñando para las misiones del Lunar Cruiser son, entre otras, la prevención de vuelcos en la superficie ignota del satélite, la navegación con señal de radio, la generación de rutas seguras por las que circular, un control de la dirección intuitivo, asistencia a la conducción con una pantalla superpuesta y un diseño interior que traslade una sensación de amplitud, con capacidad para una tripulación de entre dos y cuatro miembros. Todas las lecciones aprendidas redundarán en beneficio de una conducción más segura sobre todo tipo de terreno, también en la Tierra. Otras posibles aplicaciones podrían ser la exploración remota y automatizada de lugares donde se han producido catástrofes o el transporte de mercancías en zonas peligrosas.

Toyota Lunar Cruiser 4Los astronautas bastante tendrán con los suyo, así que tirarán de la conducción automatizada y tan sólo tomarán las riendas cuando tengan que lidiar con alguna situación particularmente complicada accionando el control manual. Tiene sentido ya que no habrá tráfico o peatones, obviamente.

Os preguntaréis como será la energía o las noches en el Lunar Cruiser, y es lo normal. Podemos decir que el Lunar Cruiser incorporará una pila de combustible regeneradora (RFC, Regenerative Fuel Cell) para sobrevivir a las noches lunares. A través de la electrolisis del agua, el sistema hará posible la producción de hidrógeno de alta eficiencia usando la luz solar para disponer de energía por la noche. Los neumáticos del vehículo, desarrollados por Bridgestone Corporation, estarán hechos de metal, ya que la goma resultaría inútil en las duras condiciones de la Luna. Por otra parte, los datos de la superficie del satélite que se espera que recabe la LUPEX de MHI a partir de su investigación en la Luna en 2025 servirán también para desarrollar el vehículo lunar.

No podía faltar la información "verde" donde hablamos de la neutralidad en carbono. Es de esperar que las innovaciones del Lunar Cruiser y el desarrollo de sistemas circulares a partir de la luz solar, agua e hidrógeno en la Luna contribuyan al objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono en el planeta Tierra. Por ejemplo, pueden permitir el suministro de energía sostenible a pueblos remotos o campos de refugiados en zonas de guerra. Asimismo, estas tecnologías se pueden emplear para centros de evacuación en caso de catástrofe y para embarcaciones. Cada nuevo paso hacia la innovación en movilidad, y hacia combustibles alternativos sostenibles, es también un paso hacia el desarrollo de pueblos y ciudades donde las personas vivan felices, con una movilidad accesible, segura y sostenible para todo el mundo.

  

Adrián Osés, Locos del Motor


Visto: 462

Comenta este articulo en el foro