Las cámaras son un invento que, bien usado, puede ser muy útil para cualquier tipo de aplicación. Desde el punto de vista de la seguridad vial, también pueden contribuir a que todos estemos más seguros bien seamos peatones, conductores u ocupantes de vehículos.

Cámara de salpicadero 2Hace cierto tiempo, las cámaras eran un bien caro, de gran tamaño y no muy sencillas de utilizar, pero hoy en día, eso ya no es así, ya que los precios son asequibles, el tamaño se ha reducido mucho y son muy intuitivas y fáciles de usar. Hasta estos años, los que sí solían usar cámaras para grabar sus viajes, conocidas como cámaras de salpicadero, son los vehículos comerciales incluídos camiones y furgonetas, además de las ambulancias. Digamos que podían permitírselo dado que la mayoría trabajan para empresas u organismos públicos donde el alto coste no es un impedimento tan grande como para los conductores particulares.

Como suele ser habitual con los elementos tecnológicos, la evolución a lo largo del tiempo, hace que los precios bajen y la compra sea asequible para todos los públicos. El tamaño también tiende a reducirse, y la combinación de menor precio y tamaño, hacen de las cámaras productos "apetecibles" y útiles para la conducción.

En caso de accidente, suele ocurrir que todos los implicados suelen considerar que tienen la razón desde el punto de vista del código de circulación, y una grabación puede dar a los seguros las evidencias clave para salir airosos de tener que pagar. Ese tipo de pruebas suelen ser irrefutables y pueden evitarnos muchos quebraderos de cabeza.

Cámara de salpicadero 3A tener en cuenta que si sois buenos conductores, tener evidencias gráficas de los comportamientos del resto de conductores puede "allanarnos" la vida en la carretera, asegurar que nuestra prima de seguro no sube, poder reclamar los golpes que puedan darnos otros conductores cuando aparcan o bajan de sus coches, e incluso intentos de estafa por parte de otros. En pocas palabras hemos dicho muchas cosas eh, seguro que ya estáis pensando en haceros con una cámara de salpicadero y estas son las cosas a tener en cuenta y que siempre viene bien saber:

- Las cámaras de salpicadero suelen funcionar con la alimentación de 12v que suelen tener la gran mayoría de vehículos, y graban todo lo que ocurre desde el salpicadero de tu cocehe

- Las cámaras suelen almacenar la información que graban o bien en su memoria interna o bien en una tarjeta removible. Cuando la memoria se llena, la cámara vuelve a sobreescribir sobre lo grabado anteriormente por lo que debemos asegurarnos de almacenar lo que nos interesa en la nube por ejemplo tras un viaje del que necesitemos mantener los vídeos

- No tenemos que avisar al resto de conductores de que estamos grabando siempre y cuando el vehículo que conducimos sea nuestro y no lo estemos utilizando para un negocio, como por ejemplo un taxi

Cámara de salpicadero 4- Se estima que ya al rededor de 1 de cada 7 vehículos usan cámaras de salpicadero

- El centro del limpiaparabrisas detrás del retrovisor central es el mejor lugar para colocar la cámara, eso sí, evitando obstruir la visión

- Nos aporta evidencia clara de que ha ocurrido en un incidente y quien ha estado implicado, ayudando a la memoria de todos, ya que en caso de accidentes, tendemos a tener los hechos dudosos en nuestras mentes

- Algunos seguros pueden aplicar descuentos si compartimos con ellos que llevamos una cámara de salpicadero ya que colocar la cámara no se considera una modificación del vehículo y aumentan las posibilidades de probar los hechos ocurridos

- Se puede compartir nuestros vídeos con las fuerzas del orden, lo cual ayuda a aclarar incidentes y reduce los tiempos a la hora de cerrar los atestados

Cámara de salpicadero 5- Son muy útiles para probar que otros conductores peligrosos no usan el cinturón de seguridad, hablan por el móvil, se saltan semáforos en rojo o conducen bajo los efectos del alcohol o las drogas

- Un gran punto negativo, las grabaciones pueden ser usadas en mi contra en caso de cometer un delito o ser parte de una colisión. Las fuerzas del orden pueden requerir ver las grabaciones

Conclusión, llevar una cámara en nuestro vehículo puede ayudarnos en muchos aspectos, es económico y contribuye a reducir los incidentes en las carreteras, nuestra recomendación queda clara, el problema es que según en que país estemos la regulación es distinta, por lo que debemos informarnos de la ley de cada país para no quebrantar los límites de intimidad y protección de datos. Ojalá no sea un incidente lo que te haga decidirte a usar una "dash cam", en caso de que sea legal en tu país. De momento en España, no está bien regulado, así que vosotros decidís.

Adrián Osés, Locos del Motor


Visto: 904

Comenta este articulo en el foro