Las modas vienen y van, pero algo recurrente con ellas es que normalmente las cosas o elementos antiguos vuelven a ser tendencia en algún momento. Lo mismo ocurre con los vehículos, hoy en día es frecuente ver vehículos clásicos como los buques insignia de algunas colecciones de vehículos.

Loryc 2Hay que tener en cuenta que lo retro y clásico está muy bien, pero no debemos dejar atrás la evolución, así que, ¿que mejor que combinar lo clásico y lo moderno? Es lo que la empresa de Mallorca Loryc está haciendo con sus vehículos desde que fuese creada en el año 2013.

El proyecto suena muy interesante la verdad, y evoca un plan inmejorable o al menos muy difícil de igualar. Disfrutar de la naturaleza de la mayor de las islas baleares, a bordo de vehículos de los años 20 del siglo pasado, y funcionando de manera eléctrica y sostenible. Y otro punto a su favor, ser la envidia del resto de personas que ven como un Loryc tan pronto te adelanta con sus ocupantes disfrutando de la brisa de Mallorca, como se deja ver en un punto de recarga con su apariencia clásica.

Loryc es una pequeña empresa de la isla que ha resucitado una marca mítica y la ha adaptado al Siglo XXI. Hace más de un siglo, en 1920, cuatro hombres llamados Lacy, Ouvard, Rivaas y Cias fundaron la empresa Loryc, con la que pensaban dedicarse a una de sus grandes pasiones, la competición de motor. La empresa tan sólo sobrevivió durante 5 años, ya que las unidades vendidas no fueron muchas y los trofeos tampoco sumaron tanto como esperaban.

Loryc80 años más tarde, el inventor alemán Charly Bosh, quedó enamorado de la estética de estos bólidos, y sobre todo de su rudimentario funcionamiento cuando adquirió una unidad que todavía funcionaba. Esta unidad lo dejó tirado a las primeras de cambio, pero el alemán vió futuro y decidió comprar la marca. Era el año 2013 y la nueva Loryc volvía a ver la luz de nuevo.

El objetivo de Loryc no es fabricar vehículos para la venta, sino para el alquiler para paseos de fin de semana en la isla mediterránea. De momento han sido fabricadas 8 unidades y no hay plan de seguir construyendo más, al menos de momento. Tan sólo 2 empleados sustentan la marca, que pide 250 euros por persona para disfrutar de un inolvidable día conduciendo por la isla. A tener en cuenta la orografía de la las Islas Baleares, que son montañosas y con carreteras sinuosas, perfectas para viajar en descapotable y disfrutar de la brisa mediterránea.

LorycOtro gran punto a favor del Loryc es su ligereza que lo hace muy apetecible, aunque tenemos que tener en cuenta la gran capacidad de acelereción de los motores eléctricos, que pude darnos algún que otro susto si no somos prudentes, sobre todo al principio. Recordar que es un biplaza, por lo que como plan de pareja puede tener pocos rivales para unas vacaciones a recordar.

Y otro punto más, el sostenible. Queda claro que la alternativa eléctrica de movilidad tiene muchos puntos en contra, especialmente en lugares tan extensos y de orografía complicada como nuestro país. Pero cuando hablamos de una isla, cualquiera que sea como las Baleares o las Canarias, las alternativas eléctricas pueden ser excelentes. Sin duda el Loryc para Mallorca es una opción magnífica, y podría también serlo para otros escenarios.

Si Loryc se lo trabaja bien, podría ser un referente en Mallorca en poco tiempo, y quien sabe si también podrían extenderse siendo ambiciosos. Poder oler el aroma de los pinos y sentir la brisa mediterránea mientras te relajas en la isla puede ser un gran reclamo publicitario. A nosotros nos convence, y seguro que a los turistas con posibilidades económicas también.

Adrián Osés, Locos del Motor.


Visto: 213

Comenta este articulo en el foro