La historia reciente nos ha enseñado a evolucionar continuamente, y tras inventar cualquier tipo de aparato electrónico que os imagineis, lo siguiente ha sido trabajar en eliminar los cables y fomentar el uso de esos aparatos sin cables de manera más cómoda y eficiente.

Volvo carga sin cables 3Con el coche eléctrico la tendencia va a ser la misma. Los cargadores y puntos de carga enchufable dejarán paso a las cargas de baterías sin uso de cables. Muchos fabricantes ya tienen este tema bien avanzado, y ya no sólo los auriculares, teléfonos móviles, aparatos informáticos como ratones o teclados, herramientas de bricolage como taladros, o equipos de sonido, han dejado atrás los cables y funcionan con tecnologías alternativas. Eso sí, alternativas e inalámbricas.

Por ejemplo Volvo, está integrando y desarrollando un sistema de carga sin cables en un entorno urbano con la colaboración de varias empresas, con el fin de evaluar el potencial de los vehículos eléctricos del futuro. A lo largo de un periodo de 3 años, una pequeña flota de vehículos 100 % eléctricos , Volvo XC40, serán utilizados por Cabonline, la empresa más expandida de este tipo en los países nórdicos, y recargados en estaciones sin cables en Gotemburgo (Suecia).

Gothermburg Grenn City Zone es un proyecto global para probar nuevas tecnologías en entorno real y evaluar el potencial uso generalizado en un futuro cercano. La idea es muy buena, y la ciudad elegida para el desarrollo no podía ser otra que una nórdica. Allí siempre van uno o dos pasos por delante del resto y tienen claro hacia donde quieren ir.

Volvo carga sin cables 2Las estaciones de carga son de Momentum Dynamics, empresa líder en carga sin cables. La carga se inciia automáticamente cuando el vehículo compatible aparca sobre la zona de carga, que está embutida en el asfalto, dando la posibilidad al conductor de cargar sin que él tenga que abandonar el vehículo.

No sólo la carga es sin cables, sino que este sistema de Volvo puede cargar hasta 4 veces más rápido que una estación de carga por cable de 40 kW. Para que todo funcione correctamente, el sistema de cámaras de Volvo de 360 grados se encarga de alinear el vehículo correctamente para conseguir la carga óptima. Veremos como funciona.

Los vehículos de esta prueba de 3 años, se usarán más de 12 horas al día y superarán los 100.000 kilómetros anuales, lo que supondrá también el primer test de durabilidad de vehículos totalmente eléctricos de Volvo en uso comercial. Varias de las mayores empresas nórdicas están metidas de lleno en el proyecto, lo cual es lógico viendo que tiene grandes espectativas de futuro y como se las gastan por allí arriba.

Volvo no sólo desarrollará estos sistema de carga sin cables en su Gothermburg Green City Zone, sino que seguro explota los caminos de mobilidad compartida, conducción autónoma, conectividad, seguridad, alternativas a la electrificación y proyectos venideros de mejora. De nuevo, gran trabajo de los nórdicos, incluido Volvo.

Adrián Osés, Locos del Motor.


Visto: 340

Comenta este articulo en el foro